viernes, 11 de marzo de 2011

De la República y los Ciudadanos Políticos

Una institución es, según el Diccionario de la Real Academia Española, un “Organismo que desempeña una función de interés público, especialmente benéfico o docente.” Y es en esta acepción que nos enfocamos en este artículo.

La República es la institución sine qua non de la vida política de nuestro país, toda y cada una de las acciones políticas que se toman dentro de ella deben de estar encaminadas a protegerla y engrandecerla, ya que esta no es más que la suma de todos sus ciudadanos, ricos y pobres, jóvenes y viejos. El bienestar y el progreso de la República es el fin de toda acción que desempeñamos cada uno de los ciudadanos que en algún momento u otro nos involucramos, directa o indirectamente, en la vida política de nuestro país.

En segundo lugar vienen los ciudadanos comprometidos, que representan los intereses y las aspiraciones específicas de un grupo de ciudadanos que entienden que dichos individuos representas de manera localizada su visión de cómo ha de ser gobernado el Estado y del camino que ha de tomar la República. Una República sin Ciudadanos Políticos preparados y coherentes carece de los instrumentos intermedios para expresar las demandas y visiones de sus integrantes.

Para la existencia de una República viable y funcional se hace obligatorio que exista una ciudadanía comprometida, preparada y coherente. Pero para que esto pueda existir, debe de ser estimulada por la misma República la cual ha falta de una ciudadanía coherente y comprometida se convierte en un juego de influencias y cae en la corrupción, la inmoralidad y la ilegalidad generalizada y promovida desde dentro.

Para que los ciudadanos crean en su República primero deben de creer en sí mismo como entes generadores de política pública y de cambio social, a falta de esto tenemos una República como la que tenemos ahora, anclada entre la ineficiencia y el realismo mágico.

1 comentario:

  1. Brillante exposición. Lamentablemente, los partidos polítcos se han convertido en 'Country Clubes" donde para ser miembro de debe pagar un precio de entrada alto y se debe dar seguimiento mensualmente con pagos de membresía.

    Antes sugían los partidos bazados en valores morales por gente de prestigio y alta reputación dada su alta formación y respeto a las instituciones. Era gente que admirar, respetar y seguir.

    Esto no lo vemos estos días. Hoy día el más leal de los colaboradores no es aquel que sirve con valores y pricipios, no, no... es aquel quien esta dispuesto a hacer lo peor para proteger los ineteres del lider político por encima de los intereses de nuestra nación.

    La contienda política venidera estará retada y centrada en dos caminos: (1) traciones y maniobras caudillistas separatistas ó (2) reconciliaciones y colaición por el mejor interés de nuestra República inagotable.

    Tienes buenos valores los cuales muestras cada vez que excribes. Demuestras liderazgo y buena intención. Buena suerte y saludos.

    ResponderEliminar